(664) 607.5168
(664) 682.3320
clientes@bajarr.com
Ave. Ferrocarril #1,
Col. Libertad Parte Baja
Tijuana, Baja California C.P. 22300
Lunes a Sábado
8:00 am a 6:00 pm

Para contribuir en la realización de proyectos que tengan que ver con mejorar la conexión de los municipios de la Zona Metropolitana que comprende Tijuana, Playas de Rosarito y Tecate, la empresa Baja California Railroad, se integró a la Comisión de Infraestructura del Consejo de Desarrollo de Tijuana (CDT).

Tras los acuerdos pactados en la primera reunión de consejeros tras la toma de protesta como nuevo presidente del CDT, Gabriel Camarena Salinas el pasado 9 de junio, se dio seguimiento a los temas de Baja California Railroad durante la primer reunión de la Comisión de Infraestructura, presidida por preside el Ing. Jorge Barreto Ruiz.

El director de BJRR, Roberto Romandía Tamayo, presentó el programa de Modernización de la Vía Férrea de La Vía Corta Tijuana, así como la vinculación con la Línea del Desierto en Imperial Valley CA y el Puerto El Sauzal en Ensenada.

Asimismo resaltó el interés de sumarse a los trabajos que desde hace más de 18 años ha hecho el CDT, con una visión de largo plazo que incluye más de 100 proyectos dentro del Plan Estratégico Metropolitano (PEM) 2034, pues de esa manera sumarán esfuerzos para aumentar la competitividad de la región, a través del transporte por ferrocarril.

Recordó que recientemente directivos de Baja California Railroad y de Pacific Imperial Railroad, establecieron una alianza para la modernización de la “Vía del Desierto”, que consta de 70.06 millas entre Tecate en México y Plaster City en el estado de California.

En ese sentido, Romandía Tamayo señaló que gracias a este acuerdo la competitividad de la región Cali-Baja aumentará considerablemente, ya que el producto terminado en Baja California se tendrá el acceso directo al punto medular de los mercados del Centro y Este de los Estados Unidos.

Finalmente destacó la importancia que tienen las alianzas con los distintos organismos que impulsan el desarrollo económico de nuestra región, pues esto maximiza el potencial que tiene el estado en términos de competitividad, infraestructura y capital humano, para la creación de proyectos en pro del desarrollo de la franja fronteriza.