(664) 607.5168
(664) 682.3320
clientes@bajarr.com
Ave. Ferrocarril #1,
Col. Libertad Parte Baja
Tijuana, Baja California C.P. 22300
Lunes a Sábado
8:00 am a 6:00 pm

En Baja California Railroad nos encargamos de operar la vía corta Tijuana-Tecate y contamos con un equipo de trabajo consolidado que nos permite brindar servicios de calidad a nuestros clientes. Un rol clave en la operación de la locomotora es el del “maquinista”.

Tuvimos la oportunidad de entrevistar a Ramón Ramírez Vazquez, maquinista de camino de Baja California Railroad, quien presta sus servicios como tal desde el 2008. Compartió que formar parte de esta industria es generalmente una herencia familiar, por ejemplo, el siguió los pasos de dos generaciones anteriores, padres y abuelos específicamente, quienes se dedicaron a trabajar como garroteros en un inicio, y después de recibir capacitación especializada en el manejo y control de la maquinaria, lograron certificarse como maquinistas por el organismo Ferrocarriles Nacionales de México (FNM). Actualmente, Ramírez forma parte del Sindicato de Ferrocarrileros de la República Mexicana, con quien Baja California Railroad firmó contrato recientemente, para ofrecer mejores condiciones laborales al personal operativo.

Ramírez nos habló del funcionamiento de la locomotora, sus elementos y forma de manejo. Mencionó que la empresa opera con dos tipos de locomotoras, las GP-38 y las GP-39, siendo la diferencia entre éstas la potencia y cantidad de toneladas que arrastran en caballos de fuerza, 2,000 HP y más de 2,500 HP, respectivamente.

Antes de iniciar un recorrido, se revisa la máquina por fuera para cerciorarse de que no tiene algún vidrio quebrado, que los herrajes funcionan y que cuenta con suficiente diésel. Posterior a ello, es importante observar que las palancas se encuentren en su lugar y en la posición adecuada, pues dejarlas en la posición incorrecta ocasiona un desgaste en los motores. Usualmente los mecánicos se encargan de realizar dicha revisión pero es responsabilidad del maquinista asegurarse en qué condiciones recibe la locomotora.

En relación a las herramientas que controlan el tren, existen 6 palancas que sirven para avanzar o retroceder, hacer sonar el silbato, aumentar la velocidad y potencia, misma que va desde el 0 al 8 y dependiendo la carga que se lleva son los puntos de fuerza que se aplican para jalar el tren.

Entre otros elementos, se encuentra la campana, misma que al emitir sonido, notifica que el tren está a punto de moverse, dos silbatos cortos para indicar que va a avanzar y tres silbatos cortos que va a retroceder; por otra parte, 100 mts antes de llegar a un crucero, se deben emitir dos silbatos largos, seguidos de uno corto y finalizar con otro largo, esto para notificar a los peatones o conductores cercanos que el tren está atravesando por la zona de cruce.

En el tema de la seguridad ciudadana, el entrevistado mencionó haber observado a peatones o conductores que no respetan los cruceros, y aún teniendo letreros visibles, deciden cruzar la vía. Expresó que es importante saber que al frenar un tren, este no se detiene por completo de una manera inmediata. La ciudadanía no se expone a accidentes únicamente, es decir, también el personal operativo (maquinista, garrotero y despachador) en caso de impactar con algún objeto o persona que obstruya el camino, por lo que es relevante tomar consciencia del cuidado de nuestras vías.

Finalmente, el oficio de maquinista ha sido reconocido a través del tiempo, idealizado por la comunidad infantil, principalmente, y por medio de este acercamiento tuvimos la oportunidad de conocer actividades y procesos que implican conducir una locomotora, la percepción del maquinista Ramón Ramírez respecto a su espacio y herramientas de trabajo, así como su opinión sobre la relación entre la ciudadanía y el ferrocarril.

Recordemos que la infraestructura ferroviaria es un beneficio para la región pues nos permite tener una conexión con Estados Unidos, trasladar mercancía que cruce la frontera y abastecer a nuestro estado de diversos bienes, por ende propiciar el crecimiento económico del mismo, y cada elemento o participante en el proceso operativo es digno de reconocerse debido a la importancia que posee dicha industria.