(664) 607.5168
(664) 682.3320
clientes@bajarr.com
Ave. Ferrocarril #1,
Col. Libertad Parte Baja
Tijuana, Baja California C.P. 22300
Lunes a Sábado
8:00 am a 6:00 pm

La industria ferroviaria es importante para el crecimiento económico y social de la región, por lo que mantener la infraestructura en buenas condiciones es una de las prioridades de las empresas que la operan, entre ellas, Baja California Railroad.

El mantenimiento y constante cuidado de las vías es de suma importancia en el tema de seguridad especialmente, puesto que no hacerlo de la manera adecuada puede ocasionar futuros problemas, es decir, accidentes que ponen en riesgo la vida tanto de quienes operan la locomotora como de los ciudadanos, peatones o conductores, que de alguna manera interactúan con dicha infraestructura. Además, pensando en los fines de la empresa, la mercancía que se transporta por las vías podría a su vez llegar a su destino con un retraso de tiempo significativo, afectando así la relación con los clientes.

Uno de los problemas que se ocasiona a partir del descuido y daños a las vías es el descarrilamiento. Uno de los principales factores que ocasiona este problema es el agua que desechan las comunidades que están establecidas cerca de las vías. ¿Cómo puede dañar el agua? Las vías están hechas de rieles que tienen como soporte pedazos de madera, llamados durmientes, y debajo de ellos hay grava que permite filtrar el agua, sin embargo, con el paso del tiempo es normal que el material se desgaste y al ya no contar con dicho soporte el agua se filtra y los rieles se hunden, lo que ocasiona que el tren se desvíe hacia los lados o se estanque en algún punto de la vía.

El agua llega a la vía de dos maneras: primero, debido a fenómenos naturales como la lluvia, mismo que es imposible controlar; y segundo, a causa de las comunidades aledañas a las vías que arrojan agua directamente a los rieles, situación que sí es posible cambiar y evitar, especialmente a partir de informar sobre los daños que esto ocasiona.

Actualmente en BJRR existe el Programa de Conservación y Mantenimiento de las Vías, mismo que se encarga del cuidado de las vías; este se implementa de manera anual y su primera edición tuvo lugar en el año 2015. Aunado a esto, por parte del equipo de trabajo del departamento de Operación y Logística se realiza un reporte diario en donde se indica todo movimiento en las vías, desde que se hace la revisión antes de partir, se monitorea constantemente durante el camino y se incluye todo incidente e irregularidades en el mismo, e incluso si el trayecto se recorrió sin percances de algún tipo. De esta manera se contribuye al cuidado de las vías, en cuanto a infraestructura.

Pero como ciudadanos también podemos participar, para ello es importante reflexionar respecto a nuestros actos y conocer las formas en que podemos cuidar la infraestructura férrea. A continuación se enlistan algunas acciones:

  • No arrojar agua a las vías
  • No tirar basura cerca de la vía, ni en ella.
  • Recoger la basura que se observe cerca de la vía o en ella.

Recuerda que antes de acercarte, para evitar accidentes, es importante observar hacia ambos lados de la vía y asegurarte de que no se aproxima un tren.

Mantener las vías en buenas condiciones debería ser un objetivo en común, para la empresa y la ciudadanía, pues su mantenimiento y cuidado permitirá que el ingreso de mercancía de Estados Unidos a México sea constante, debido a la calidad de la infraestructura que se ofrece, por ende generará movimiento económico en beneficio de la ciudad. Además, una vía libre de basura y en perfectas condiciones ayudará a evitar accidentes en donde puedan verse involucrados tanto ciudadanos como las personas que operan la maquinaria. El desarrollo y bienestar de la ciudad depende de todos, y en el tema de la seguridad de vida, también podemos actuar cuidando nuestras vías.