(664) 607.5168
(664) 682.3320
clientes@bajarr.com
Ave. Ferrocarril #1,
Col. Libertad Parte Baja
Tijuana, Baja California C.P. 22300
Lunes a Sábado
8:00 am a 6:00 pm

El pasado 29 de junio del año en curso la Comisión Reguladora de Energía (CRE) expidió un documento donde publicó los diversos permisos autorizados en materia de petrolíferos, siendo el Ferrocarril Tijuana Tecate / Baja California Railroad (BJRR) una de las 5 empresas que obtuvo el permiso de transporte de hidrocarburos (gasolina, diesel y turbosina), mismo que desde la fecha mencionada se encuentra vigente y permite llevar a cabo la operación.

El director de BJRR, Lic. Roberto Romandía señaló que con las regulaciones de la Reforma Energética en México, ahora es posible para empresas refinadoras estadounidenses posicionarse en la región, ya que las normas para distribuir el producto en México son más flexibles y BJRR cuenta con un mercado interesado en la comercialización de gasolina en la región, así como con un mercado de proveeduría posicionado en Estados Unidos.

Resaltó que la oportunidad de transportar hidrocarburos por ferrocarril traerá muchas ventajas al estado, por un lado generará movilidad en el flujo económico, tanto local como extranjero, pues con el proyecto de importación y distribución de gasolina, empresas foráneas podrán invertir en espacios para el almacenamiento y descarga del producto, tomando en cuenta que en Estados Unidos existe un excedente de inventario.

Precisó que BJRR cuenta con una infraestructura que conecta con compañías ferroviarias en Estados Unidos, BNSF y SDIV, próximamente UP; esta permitirá abastecer al Estado ya que de acuerdo a la ubicación geográfica de las más importantes refinerías en Estados Unidos, la mayor parte del producto se encuentra en Texas, Utah, California y todas ellas cuentan con infraestructura ferroviaria en sus instalaciones.

“Los clientes definirán el origen y el destino final de la gasolina, diesel o turbosina, según sea el caso, atendiendo las medidas de seguridad y regulación en transportación por parte de la Federal Railroad Administration (FRA) en Estados Unidos y por parte de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) en México. BJRR podrá además descargar en el espacio que tiene designado para esta operación, pues cuenta con la infraestructura y autorización por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT) para realizar el trasvase de manera segura, comprometiéndose a tener un proceso controlado para el traslado de hidrocarburos en la región”, indicó.

Por otro lado, el director de BJRR aseveró que en la escala de precios el ferrocarril ocupa el segundo lugar como mejor opción en cuanto a costos para el traslado de hidrocarburos, en comparación con los precios y capacidades del buque, lo cual contribuye a que los proveedores de gasolina ofrezcan un precio más bajo a los consumidores al utilizar este medio de transporte para abastecer sus estaciones de servicio.

“La entrega en términos de tiempo definitivamente será mucho más rápida, pues la ruta a utilizar es ágil, en términos de logística, mucho más sencilla y directa desde su punto de origen a su destino final; además, dentro de la tarea logística de entrega, el auto tanque sería el último eslabón de la cadena para la entrega directa a las estaciones de servicio”, manifestó.

Actualmente, comentó, se cuenta con al menos tres posibles usuarios interesados en la importación de hidrocarburos por medio del ferrocarril, destacando la Asociación de Propietarios de Estaciones de Gasolina de Tijuana (APEGT) quienes han demostrado la necesidad de contar con un medio de transporte mucho más eficaz.

Mencionó que dicha asociación ha apoyado a BJRR durante todo el proceso de obtención del permiso de transporte, así como logística con el mismo fin, estimando mover alrededor de 20 millones de litros mensuales, equivalentes a 200 furgones, que abastecerán a más de 60 estaciones aproximadamente.

Para concluir, Roberto Romandía aseguró que el uso del ferrocarril es la oportunidad para diversificar las opciones de transporte para la industria gasolinera del Estado, apoyando en reducir precios del producto que benefician directamente a los ciudadanos por medio del abastecimiento de un producto de uso diario y gracias al fortalecimiento de la relación comercial con empresas estadounidenses, impulsar la economía regional.